Tocando Marte otra vez


La nave Insight despegó en Mayo hacia Marte y en unas pocas horas va a aterrizar sobre el planeta rojo. En este caso, NASA-JPL va a poner un lander en la superficie de la tierra, es decir, un aterrizador. Esta nave no tiene capacidad de moverse por la superficie de Marte, sino que permanecerá estática perforando el suelo y tomando medidas allí donde aterrice.

Una imagen del montaje de la nave. Credito: NASA-JPL

La misión Insight tiene la siguiente instrumentación para estudiar el subsuelo de Marte:

– SEIS (Seismic Experiment for Interior Structure), un sismógrafo de la Agencia Espacial Francesa (CNES) que medirá la actividad sísmica del planeta y que también podría detectar impactos de meteoritos o vibraciones debidas a tormentas.

– HP3, un sensor proporcionado por la Agencia Espacial Alemana (DLR) a cargo de medir la temperatura del subsuelo. Es capaz de tomar medidas a cinco metros bajo la superficie.

– RISE (Rotation and Interior Structure Experiment). Un curioso instrumento del propio JPL que medirá el balanceo del eje de Marte en su órbita y de ahí obtendrá información sobre la composición del núcleo del planeta.

Por último, el español TWINS (con sensores de viento y temperatura). Un sensor concebido por el Centro de Astrobiología (CAB) del CSIC-INTA y fabricado por CRISA-Airbus. El instrumento TWINS tiene dos sensores de viento y otros dos de temperatura.

Una tarea clave de TWINS es la de monitorizar los vientos de Marte con objeto de descartar los falsos positivos del instrumento SEIS. También se espera poder obtener cierta correlación entre los sensores de TWINS y los de viento que ya están funcionando desde hace años instalados en el Rover Curiosity con el instrumento REMS.

Insight no solo proporcionará información sobre Marte. Se espera también obtener respuestas sobre cómo se formó el Sistema Solar y qué parámetros claves rigen la diferenciación entre los diferentes planetas.

Durante este aterrizaje, la llamada fase EDL (Entry, Descent and Landing) la nave pasará por los “siete minutos de terror” en los que no se sabrá nada de ella durante la fase de entrada en el planeta.

La velocidad de la nave cuando empiece la fase EDL será de algo menos de 20000 km por hora. En siete minutos, Insight tiene que frenar hasta posarse de forma delicada sobre la superficie marciana. Primero actuará el paracaídas y más tarde los retrocohetes. Todos ello, de forma autónoma y sin control posible desde Tierra por el retardo que supone la transmisión de señales de radio a tanta distancia

Tras el amartizaje, la nave desplegará sus paneles solares y realizará los chequeos de rigor. Poco despues, la cámara adquirirá una imagen de su alrededor para confirmar que todo ha ido bien.

Insight cuenta con dos sistemas de cámaras que le ayudarán durante su misión.

La señal de radio de Insight va a ser escuchada por varios sistemas. Desde nuestro planeta gracias a antenas como la de Green Bank en USA o el Max Planck Institute en Alemania. Naves en órbita alrededor de Marte como la MRO y la Mars Odyssey de NASA seguirán toda la operación y también dos interesantes demostradores tecnológicos del tipo minisatélite llamados MarCO que son dos pequeños artilugios del tamaño de un microondas que han viajado con Insight hasta Marte. Si todo va como debe, estos pequeños “Cubesat” retransmitirán toda la fase EDL a la Tierra.

¡Suerte Insight!

Anuncios

2 pensamientos en “Tocando Marte otra vez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s