Philae podría haber aterrizado sobre el cometa 67P ¡¡hasta dos veces!!

Philae está sana y salva transmitiendo housekeeping (información sobre su salud) y datos científicos desde la superficie del cometa 67P. Sus arpones parecen no haberse desplegado debidamente y su correcta sujeción al cometa está siendo evaluada.

Stephan Ulamec, Project Manager de Philae, ha afirmado que las oscilaciones en algunas señales enviadas por la nave sugieren que podría haberse producido cierto “rebote” durante el aterrizaje. Algo así como que se podría haber producido un primer contacto con la superficie del cometa, una separación tras rebotar, un giro, e instantes después, el definitivo aterrizaje sobre el cometa. Se podría decir que la nave ha aterrizado no una sino ¡dos veces! sobre el cometa.

Ya tenemos algunas imágenes de la separación de Philae captadas desde el propio robot en la que se ve perfectamente un panel solar de Rosetta.

RosettaImagingPhilae

  Crédito: ESA

En esta otra imagen se aprecia el robot Philae alejándose de Rosetta ya precipitándose sobre el cometa 67P.

Philae_from_Rosetta

 

 

Anuncios

Es el momento de Philae

Philae va a ser liberada de su anclaje con la nave Rosetta en poco más de una hora. La pequeña sonda caerá lentamente sobre el cometa Comet 67P/Churyumov–Gerasimenko durante un proceso que durará unas siete horas.

La sonda será liberada a las 9.35 (CET) pero la señal de Philae tarda una media hora en llegar a la Tierra, por lo que recibiremos la información sobre la evolución de la operación de aterrizaje retrasada ese periodo de tiempo. Las estaciones de seguimiento de la misión podrán confirmar la liberación de la sonda y, por tanto, el inicio de la operación de la sonda sobre las 10 horas (CET).

A esa hora Philae se precipitará sobre el sitio previsto de aterrizaje, que ha sido bautizado como Isla Agilkia, una isla del río Nilo. El famoso templo egipcio de Isis fue trasladado desde la isla de Agilkia hasta la isla de Philae para evitar que quedase sumergido bajo el agua almacenada por la construcción de la enorme presa de Asuán.

PIA18809

Crédito: ESA

 La operación es considerada como bastante complicada por lo que conlleva de riesgo para la pequeña nave cuya estructura está construida en frágil fibra de carbono. Nadie habla de ello pero la operación es realmente complicada y hay que estar preparados para que la maniobra se complique…

A medida que el pequeño robot caiga sobre el cometa irá activando diferentes experimentos para realizar medidas de diferentes magnitudes físicas.

What_does_Philae_do_during_descent_node_full_image_2

Crédito: ESA

Philae dispone de unas baterías para poder alimentarse durante la fase de descenso pero poco después deberá comenzar a obtener energía de sus propios paneles solares. La duración de la misión dependerá de su capacidad para alimentarse de esa energía solar, puesto que se espera que se vaya depositando polvo en los mismos. En cualquier caso, en la aproximación del cometa al Sol, se espera que la temperatura del cometa sea insoportable para la electrónica de Philae. Eso ocurrirá sobre primavera de 2015 y dará lugar a la finalización de la misión de Philae. Aún así, solo el aterrizaje controlado de la nave y su supervivencia ya sería considerado un gran triunfo de la ciencia y la ingeniería europea.

Uno de los instrumentos a bordo de la nave es ROLIS (Rosetta Lander Imaging System) que consiste en una pequeña cámara que apuntará permanentemente a la parte de abajo de la sonda, permitirá obtener imágenes del proceso de descenso y, una vez en la superficie del cometa, proporcionará imágenes con una resolución de 0.3 mm/pixel. La cámara tiene unos LED para iluminar la escena.

Además, dispone de cámaras panorámicas, experimentos de radar, espectrómetro, cromatógrafo de gases, magnetómetro, medidores de plasma, sensores de temperatura, medidores de propiedades acústicas de la superficie del cometa… en definitiva, un sinfín de instrumentación científica en tan solo 21 Kg de carga útil. El resto de masa hasta los 100 Kg totales de Philae son plataforma (sistemas de soporte, comunicaciones, alimentación, paneles solares, etc.).

La nave comunicará con su artefacto madre, Rosetta, mediante un pequeño transmisor de 1 Watio de potencia. A través de su nave nodriza, la información de Philae será enviada a la Tierra.

Esperemos unas horas, pronto la Agencia Espacial Europea (ESA) nos informará de la evolución de la pequeña nave.

 

La nave Rosetta de la ESA muestra cómo el cometa 67P expulsa material

Alguien llamó a los cometas “bolas de hielo sucio”. Y todo el mundo sabe que el hielo, al calentarse, se derrite.

Eso es lo que les ocurre a los cometas al calentarse y eso es también lo que le está pasando al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko al aproximarse al Sol. El cometa helado procedente del frío exterior del Sistema Solar, comienza a calentarse y se empiezan a observar emisiones de material. El cometa empieza a perder parte de masa al derretirse.

Esas emisiones son las que se convierten en las famosas colas de los cometas. Colas que se despliegan cuando el cometa se acerca a nuestra estrella y que en muchos casos son visibles incluso a simple vista.

En este caso, con el cometa 67P, tenemos una ocasión única para estudiar esos chorros de materia (jets) abandonando el cometa y es que la nave europea Rosetta está orbitando el cometa a una distancia de unos 20-30 km. Las últimas imágenes que llegan de Rosetta muestran los jets saliendo del cometa con toda claridad.

rosetta_jets_pia18835-full

Crédito: ESA/Rosetta/MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/ INTA/UPM/DASP

 

La imagen se ha sobreexpuesto para poder ofrecer los detalles de los jets con más calidad.

Habrá que estar atentos, el día 12 de Noviembre Rosetta dejará caer la pequeña sonda Philae sobre la superficie del cometa. Philae es una pequeña máquina hecha de fibra de carbono de 100 kg de masa que caerá lentamente sobre el cometa mientras su instrumentación toma medidas del material expulsado por el cometa. Sin embargo, la sonda necesita posarse sobre la superficie del planeta para que la mayoría de sus instrumentos trabajen.

En la imagen abajo se ve cómo la sonda Philae reside en una de las caras de Rosetta, esperando ese 12 de Noviembre.

Rosetta_and_Philae_(crop)

Crédito: ESA/Rosetta/MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/ INTA/UPM/DASP

 

Lander_labels_line_circle2Nada más posarse sobre la superficie del cometa, Philae clavará dos arpones en el suelo para quedar anclado firmemente al cometa. Las comunicaciones procedentes de la sonda informando de que toda esta operación está yendo bien tardarán unos 28 minutos en alcanzar la Tierra.

En breve, AstronomíaconCuchara publicará un detallado post describiendo muchos más detalles sobre Philae…