La lluvia de meteoros de Camelopardalis ha sido una decepción

Las primeras noticias sobre la lluvia de estrellas de la pasada noche entre el día 23 y 24 anuncian que ha sido una decepción. Observadores norteamericanos que, por tanto, han gozado de las mejores condiciones para la observación de la lluvia de Camelopardalis, han afirmado que ha sido una lluvia francamente pobre. Alguno de estos observadores ha comparado este fracaso de lluvia como la segunda mayor decepción después de la reciente de cometa ISON.

Se habla de entre unos modestísimos tres y quince meteoros por hora, lo que se suele referir como un ZHR de entre 3 y 15. Ese acrónimo ZHR significa Zenithal Hourly Rate y es el número de meteoros por hora que un observador puede ver en un cielo oscuro.

Tendremos que esperar a la popular lluvia de las Perseidas, allá por mediados de Agosto para poder disfrutar, esta vez esperemos que si, de una lluvia de estrellas un poco más vistosa.

La lluvia de estrellas de Camelopardális para Mayo 2014

Mucho se ha debatido sobre la lluvia de estrellas prevista para la madrugada del día 23 al 24 de Mayo de 2014. En principio, se hablaba de una “tormenta” que podía llevarnos a un índice de unas 200 estrellas fugaces por hora. Sin embargo, las últimas previsiones son mucho más modestas.

El origen de la lluvia es el ya explicado por AstronomíaConCuchara anteriormente y es que nuestro planeta cruzará por el rastro de polvo que ha dejado el cometa 209P/Linear. Al cruzar esa zona “sucia”, las partículas van a originar destellos en la parte alta de nuestra atmósfera.

 

GeminidAurora_Hansen1-600x400

Imagen de Bjørnar G. Hansen

El fenómeno será visible en el hemisferio norte del planeta, Estados Unidos, Canadá, México y en España, aunque en este último país el máximo de actividad ocurrirá sobre las 9 o 10 de la mañana, por lo que será difícil disfrutar el espectáculo en todo su esplendor. No obstante, puede que haya actividad antes de esa hora, por lo que es recomendable estar atento.

Recordad que para observar estas lluvias lo mejor es no utilizar telescopio ni prismáticos, sino, simplemente, buscar un sitio oscuro y disfrutar a simple vista de la lluvia.