¿Por qué llamamos Hubble al telescopio espacial?

hubble_lg

La comunidad científica mundial acepta hoy en día que el modelo que mejor describe el universo que conocemos es el llamado modelo estándar o del Big Bang. Según ese modelo, el universo, al menos el que observamos con nuestros telescopios y nuestros ojos, comenzó con una grandiosa explosión hace 13700 millones de años y desde entonces se expande.

La teoría se gesta durante la primera mitad del s. XX. Como no puede ser de otra forma, la historia de cómo nace es compleja y hay multitud de personajes que participaron, pero si hay que elegir a tres de los personajes más influyentes, estos son Albert Einstein que hacia 1915 aporta su teoría de la relatividad general, el segundo sería Georges Lamaître, un sacerdote belga que en 1927 difundió un trabajo en el que resolvía las ecuaciones de Einstein aplicándolas al universo completo y esbozaba la expansión del mismo y, por último, Edwin Hubble, el astrónomo estadounidense que trabajó con los mayores telescopios disponibles de la época. Eso le permitiría observar objetos lejanos, realmente lejanos.

lemaitre-einstein

Georges Lamaître y Albert Einstein en 1933 durante uno de sus múltiples encuentros

Si bien, Einstein, Lamaître, Friedman, Sitter y otros muchos proporcionaron un marco teórico cuya raíces parten de la teoría de la relatividad, fue Hubble quien dio el espaldarazo experimental al modelo, que desde mediados del s. XX se erigió como la mejor opción para explicar el origen y evolución del universo que observamos.

Hubble empezó a trabajar en el flamante telescopio de Mount Wilson, al lado de la ciudad de Los Angeles. Con ese telescopio demostró que las entonces conocidas como nebulosas espirales estaban, en realidad, fuera de nuestra galaxia. Con ello, amplió nuestro entendimiento del universo, llevándolo a una dimensión infinitamente mayor, ya que hasta entonces, se pensaba que el universo se reducía a nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Tras analizar la luz de esas galaxias, que mostraban un efecto conocido como corrimiento al rojo (su luz se hacía más roja de igual forma que el sonido de una ambulancia se hace más grave cuando se aleja), constató que las galaxias se alejaban de nosotros y que, por tanto, el universo se expandía. En 1929 publica esta conclusión.

telescopio4

Una histórica imagen del observatorio de Mount Wilson en Los Angeles (1917)

Los trazos más gruesos de la teoría del Big Bang están ya dados, si a medida que pasa el tiempo el universo se expande, si viajamos al pasado, cada vez mas al pasado, entonces se encontraría más contraído, más y más contraído hasta que se plantea un origen del universo según el cual toda la masa estaba concentrada en un punto. Es una singularidad. Desde ahí, una gran explosión esparce la materia en el origen de los tiempos.

Hubble ha estado utilizando el telescopio de Mount Wilson para todo su trabajo sobre la distancia a las galaxias y la velocidad de las mismas. Pero es a mediados de 1948, cuando este mismo astrónomo tuvo acceso al telescopio Hale, en Mount Palomar, con un diámetro de cinco metros. Ese telescopio, recién acabado después de décadas de trabajo, le permitió captar la débil luz que llegaba de galaxias aún más lejanas.

Poco después, en 1953, Edwin Hubble fallece de un ataque al corazón.

hubble-palomar-lg

Hubble en el soporte del espejo secundario de Mount Palomar. Al fondo el espejo de 5 metros.

Hubble deja como legado una ley física; la Ley de Hubble (también llamada de Lamaître), según la cual la velocidad sugerida por el desplazamiento al rojo de la luz de cualquier galaxia es proporcional a su distancia a la Tierra.

Aunque fue el fruto de un esfuerzo conjunto de muchos, Edwin Hubble representa el cambio que supuso el descubrimiento de la expansión del universo y de la teoría del Big Bang. Nos ayudó a abandonar la idea de nuestra galaxia como único universo para llevarnos a un modelo en el que nuestra galaxia no es más que una de los miles de millones que existen.

El nombre que se ha dado al telescopio espacial, en su honor, es acertado.

Mordisco al Sol el 3 de Noviembre

Y es que la Luna “morderá” al Sol el próximo día 3 de Noviembre de 2013. Ese día habrá un eclipse de Sol visible en la zona Noreste de Sudamérica, África y España.

En España peninsular se verá como un modesto eclipse parcial de Sol en el que la Luna se interpondrá entre la estrella y nuestro planeta. La superficie del Sol que quedará oculta no será mayor del 10%. Cuanto más al Norte de la península, peor serán las condiciones para ver el eclipse.

eclipse parcial del Sol

Sin embargo, en las islas Canarias, la Luna ocultará un porcentaje cercano al 30% del disco solar. El eclipse se dará hacia el mediodía (entre las 12.30 y las 14 horas, según la zona) y durará alrededor de media hora.

Para ver el eclipse de forma segura, lo mejor es emplear unas sencillas gafas de eclipse. Su precio es muy bajo y permiten no dañar nuestros ojos. Otra forma segura de observación consiste en proyectar la imagen del Sol sobre una cartulina. Esa proyección se puede realizar con unos prismáticos o un pequeño telescopio. Con esta técnica, en lugar de pegar el ojo al ocular del telescopio, lo que hacemos es poner una cartulina a unos centímetros del la salida de luz del telescopio o prismáticos para que se forme la imagen sobre la cartulina.

En la imagen de más abajo, el aficionado Leigh Dyer muestra esta sencilla técnica que permite proyectar la imagen del Sol que capturan sus prismáticos sobre una cartulina blanca con toda seguridad. ATENCIÓN: NUNCA se debe mirar al Sol con ningún aparato óptico que no disponga de filtros diseñados para ese fin. Una mala utilización nos dañará nuestra visión para siempre. Por tanto, recurra siempre a personas que tengan experiencia en observación Solar.

Leigh_Dyer_binoc

Los diferentes tipos de eclipse solar son:

Eclipse total, cuando el Sol queda totalmente oculto tras la Luna.
Eclipse parcial, cuando solo una parte del Sol es ocultado.
Eclipse anular, cuando la Luna tiene un tamaño aparente menor que el Sol y queda un anillo del Sol sin ocultar
Eclipse híbrido, un peculiar tipo de eclipse solar que es observado desde algunas zonas de la Tierra como anular mientras que en otras aparece como eclipse total.

Pues bien, el eclipse del 3 de Noviembre de 2013 es híbrido. En algunas zonas será percibido como un eclipse anular y un anillo de luz quedará alrededor de la Luna. Sin embargo, desde algunas zonas será observado como un eclipse total. Precisamente desde Kenia, una de las mejores zonas para observar este eclipse es desde donde http://www.sky-live.tv/ emitirá una retransmisión del eclipse.

Si se encuentra en la zona de visibilidad y aunque no sea en el mejor lugar para observarlo, no deje de intentar visualizar este magnífico espectáculo que nos ofrece la naturaleza.

 

Si te gusta nuestro blog… ¡vótanos en los premios Bitacoras.com dentro de la categoría de mejor Blog de Ciencia!

Votar en los Premios Bitacoras.com